Nuestras actividades y deberes diarios implican una gran cantidad de estímulos, que en algún momento pueden acumularse y presionarnos. Esto provoca que surja una sensación tan desagradable como el estrés. Ya sea un adolescente abrumado por toneladas de libros y estudios, un padre preocupado por su hijo o, finalmente, un trabajador estresado, esto puede afectar a cualquiera. La gente tiene todo tipo de formas de reducir el estrés. En este artículo hemos preparado consejos sobre cómo gestionar el estrés en el trabajo.

El hombre agita sus manos hacia la computadora portátil.

¿Qué es estrés?

Podemos llamar estrés a una reacción del cuerpo que surge en respuesta a cambios y eventos repentinos que alteran algún estado de cosas específico y requieren una respuesta y acción inmediata. Los eventos disruptivos que ocurren se llaman estresores, son los que nos hacen perder el equilibrio y nos hacen intentar solucionar el problema lo antes posible. El estrés en el trabajo puede provocar diferentes tipos de reacciones en la psique, las emociones o el bienestar físico.

Las fuentes más comunes de estrés.

 

El estrés a largo plazo es algo que desgraciadamente es muy común en el entorno laboral, pero ¿de dónde puede venir? El estrés en el trabajo puede deberse a todo tipo de factores. Los salarios bajos pueden ser uno de ellos. El estrés resultante del miedo a la inestabilidad financiera y a no poder proporcionar una vida digna para uno mismo y su familia es muy común. Otro factor que puede causarle estrés en el trabajo es que su empleador le impone demasiadas responsabilidades y obligaciones.

Otra fuente podría ser la falta de oportunidades para avanzar en su carrera profesional, la falta de perspectivas y quedarse quieto en lugar de avanzar. Es parte de la naturaleza humana esforzarse por alcanzar las metas que nos fijamos y, cuando se vuelve imposible, intentamos encontrar alguna solución alternativa, lo que puede causar un estrés innecesario. Por supuesto, no podemos olvidarnos de factores estresantes como las malas relaciones con los compañeros de trabajo, la desorganización o incluso la incomodidad física en nuestro lugar de trabajo.

Si quieres conocer formas de negociar tu salario, haz clic AQUÍ.

¿A qué puede conducir el estrés a largo plazo?

La mayoría de nosotros sentimos estrés, pero la forma de afrontarlo depende de usted. Puede afectar su bienestar general, por lo que también vale la pena pensar en las consecuencias de no reaccionar. Estar estresado en el trabajo puede influir en tu salud física y mental. Puede provocar agotamiento laboral total y pérdida del deseo de hacer el trabajo, pero también ansiedad y depresión.

Además, la liberación repetida de la hormona del estrés puede reducir nuestra inmunidad y dañar el funcionamiento de nuestros sistemas corporales. Otros síntomas pueden ser dolores de cabeza, dolores de estómago, problemas cardíacos y de sueño, problemas de concentración, mal genio o presión arterial alta. La forma en que algunas personas enfrentan el estrés también puede tener un efecto negativo en ellas. Algunas personas encuentran consuelo en el alcohol, los cigarrillos, la comida o las drogas.

Tres personas están sentadas en una mesa, una apoya su codo sobre la mesa, al lado hay un dibujo de una cabeza humana con un cerebro, simboliza el estrés.

Lidiar con el estrés: 8 consejos para gestionar el estrés

Cualquier trabajo puede convertirte en un trabajador estresado, incluso si haces el trabajo que te gusta y te interesa. Muy a menudo es simplemente algo que no se puede evitar. La única forma es encontrar algo que le ayude a aliviar el estrés y disfrutar de su trabajo.

1. Encuentra tu fuente de estrés

Si desea encontrar formas de reducir el estrés, debe comenzar pensando en qué podría estar causándolo. Como escribimos anteriormente, puede deberse a una variedad de factores, desde bajos salarios hasta un mal ambiente en el lugar de trabajo. Para responder correctamente, es necesario identificar exactamente qué está causando su malestar. Recuerda que pueden ser más de uno.

2. Aprende a reaccionar de forma saludable

Por supuesto, buscar consuelo en estimulantes como el alcohol, el tabaco o la comida puede parecer eficaz al principio, pero no aportará ningún beneficio a largo plazo y, además, perjudicará la salud. Necesita encontrar contrapartes saludables que lo ayuden al menos temporalmente a desconectar su mente y relajarse. Varios tipos de deportes y ejercicios pueden resultar de gran ayuda. Cuando practicamos deporte, nuestro cuerpo segrega endorfinas, que afectan a nuestro bienestar.

Otra buena idea podría ser el yoga, que te ayudará a relajarte, calmarte y recuperar el equilibrio. Además, no olvides cultivar tus pasiones e intereses. Esta es la respuesta perfecta a situaciones estresantes: si te gusta leer, sumérgete en la lectura, si te gusta pasar tiempo activo, anda en bicicleta; hacer actividades que te hagan feliz siempre vale la pena.

3. Recuerda dormir con regularidad y llevar un estilo de vida saludable.

¡En un cuerpo sano, un espíritu sano! Su estilo de vida a menudo puede traducirse en ser un trabajador estresado. No olvide que, muy a menudo, dormir ocho horas regularmente puede hacer maravillas. Estarás mucho más descansado y podrás realizar tu trabajo con la mente despejada. Además de dormir, también es importante una dieta adecuada. Trate de reducir el consumo de comida chatarra y elija sustitutos mejores y más saludables. No te ocupes del estrés con snacks poco saludables, elige frutas, verduras o batidos. El ejercicio escrito en el punto anterior también es una parte esencial de tu rutina.

4. Establecer límites

Hoy en día es muy común trasladar las preocupaciones laborales al hogar y viceversa. Es importante establecer un equilibrio saludable entre su vida personal y laboral. Esto te dará tiempo en casa para tomarte un descanso de tus preocupaciones laborales diarias y dedicarte por completo a tu vida familiar y personal. Establezca reglas para usted mismo, como no contestar llamadas telefónicas del trabajo fuera del horario laboral o dejar la lectura de correos electrónicos para otro día.

5. Aprende técnicas de relajación

Otra respuesta a la pregunta “cómo afrontar el estrés en el trabajo” es realizar varios tipos de ejercicios de relajación. La meditación, el mindfulness o los ejercicios de respiración pueden ser una parte muy útil de tu rutina diaria. Debes dedicar varios minutos al día a despegarte por completo de la realidad. Empieza practicando estas técnicas en casa, todos los días, y al cabo de un tiempo descubrirás que podrás aplicarlas fácilmente incluso en los peores momentos del trabajo para aliviar el estrés.

6. Trabaja en organizar tu tiempo

Como sabes, uno de los factores que puede contribuir a tu estrés es la falta de tiempo para realizar todas tus tareas y el problema de cumplir con los plazos. En primer lugar, puedes intentar ser más asertivo y no asumir demasiadas responsabilidades a la vez, si sabes que tu agenda ya está abarrotada de todos modos.

En segundo lugar, intente planificar sus responsabilidades y tareas con antelación. Crea una lista de tareas pendientes para cada día y esto te ayudará a utilizar y organizar mejor tu tiempo, por lo que reducirás el estrés y serás más productivo. Designa las cosas más importantes de las que debes ocuparte desde el principio y no dejes nada para después.

7. No te estreses

Muchas personas tienden a preocuparse en reserva por cosas que no han sucedido y que tal vez ni siquiera sucederán. Debes intentar eliminar este hábito y centrarte principalmente en el momento presente. Debería interesarse por sus problemas, responsabilidades o preocupaciones actuales para poder reaccionar ante ellos con más calma y consideración. Deja las preocupaciones del futuro para un futuro tú y de esta forma aprenderás a gestionar el estrés en el trabajo.

8. Habla con tu supervisor, alguien cercano a ti o un especialista.

A veces estamos tan preocupados por nuestros propios problemas y preocupaciones que no dejamos entrar a nadie. Debes recordar que a veces una simple conversación puede resultar muy útil. Si ya ha descubierto factores estresantes específicos que pueden estar causándole malestar, pero ninguna medida que haya tomado los ha eliminado, piense en hablar con su empleador. Si realmente es la persona adecuada para el puesto, debería preocuparse por la salud mental de sus empleados. De esa manera, es posible que juntos encuentren una solución que no se les había ocurrido o que puedan llegar a la fuente de su estrés en el trabajo.

También es una buena idea abrirse a hablar con alguien cercano a usted. Esta es la persona que mejor te conoce, por lo que existe una gran posibilidad de que su apoyo y sugerencias resulten muy pertinentes. Guardarlo todo para ti puede tener consecuencias aún peores. También puedes intentar hablar con un colega de trabajo. Lo más probable es que se haya medido con algo similar y haya descubierto cómo lidiar con el estrés en el trabajo. Si cree que necesita un apoyo más profesional y experto, piense en recurrir a un especialista. Un psicólogo te ayudará a llegar al fondo de tus problemas y juntos trabajaréis en ellos, lo que os ayudará a evitar los efectos desagradables del estrés a largo plazo.

De hecho, pasamos más de la mitad de nuestra vida en el trabajo, por lo que debes cuidar tu comodidad y obtener la mayor satisfacción posible de estar allí. El estrés ciertamente no le ayudará a conseguirlo, por lo que esperamos que a través de este artículo haya aprendido la respuesta a la pregunta de cómo gestionar el estrés en el trabajo.

Artículos Relacionados

Franquicia: cómo iniciar su propio McDonald's

La franquicia es ahora una de las formas más populares de hacer negocios. Empresas gigantes, principalmente de restauración o de este tipo de ventas al…

Negociación: tácticas y consejos que pueden ayudarle

Las negociaciones en los negocios son muy importantes. Mucha gente aborda las negociaciones de forma muy negativa. Aunque las usamos todos los días, muchos de…

Entrevista de Trabajo: 5 Preguntas Que Debes y no Debes Hacer

Cada entrevista de trabajo, ya sea la primera o la siguiente, es igualmente importante para nosotros y nos provoca la misma cantidad de nervios y…

¿Debería Tener Varias Cuentas de Corretaje?

Si participa en el uso del mercado de valores y ya tiene una cuenta de inversión, es posible que esté buscando una manera de ahorrar…

Los 9 Mejores Programas de Afiliados que Pagan la Comisión Más Alta

Cada vez más, dirigir un negocio y obtener la mayor cantidad de ingresos posible se está trasladando a Internet. Para participar activamente en el desarrollo…